feel free

Razones por las que lanzarte a viajar y cambiar tu estilo de vida

Siente la libertad de elegir tu camino

En algún momento de nuestras vidas siempre aparece esa idea, ese «click» que hace que te replantees toda tu vida entera tal y como la conoces hasta ahora, y empiezas a poner en juicio tus ideas,creencias y costumbres , en general, todo lo que te rodea.

 

Un cambio de visión frente al mundo, sea la edad que sea, siempre es signo de buena señal que esto te suceda.

 

Y es que aquí es cuando comienzan las incertidumbres, esos vaivenes mezcla de ilusión y miedo, esa idea de «que lleguen mis 15 días de vacaciones» pasan a un segundo plano, porque esta vez no te conformarás con las migajas de te dan, quieres ser tu propio dueño de decidir cómo y cuándo descansar, cómo y cuándo poder hacer las cosas.

 

Un comienzo de libertad.

 

Personas, Mujer, De Viaje, Aventura

 

¿Y si además pudieras irte a conocer mundo no sólo por 15 días, sino un mes, tres, un año quizá?, y no siendo un turista más, si no un ciudadano del mundo en pleno aprendizaje, con su propia evolución emocional, conectado con su ser, conociéndose a si mismo en el camino y derribando barreras conocidas como prejuicios.

Os invito a que conozcáis ese camino, que indaguéis en él. Os propongo una serie de beneficios que te convencerán para querer viajar todavía más. Y no sólo como turista, si no como viajero.

  • Dicen que viajar estimula tu cerebro, crea nuevas conexiones, lo cual contribuye al mejor estado de ánimo, motivación , y abre la mente hacia nuevos horizontes, dejando de lado los prejuicios, miedos y abriendo paso a esa sensación de libertad y superación personal. Yo lo he probado y puedo decir que es cierto.
  • Conoces nuevos lugares, estableces nuevos retos en tu vida, es lo que garantiza esa sensación de superación personal y madurez emocional ante nuevos retos, posibles problemas y resolución de ellos.
  • Satisfacción personal. En definitiva, pasas a ser dueño de tu vida.
  • Aprendes nuevas costumbres, idiomas, sabores, mejoras esa geografía del cole que quedó atascada en su día.
  • Te das cuenta de que la vida más sencilla es la que mejor se vive y se disfruta, te desprendes de todo lo que no necesitas y aprendes a valorar más las pequeñas cosas.
  • Una de las mejores sensaciones es el peso ligero, libre de estrés, con menos preocupaciones, preocupándote solamente del día a día y de hacer sólo lo que más te gusta.
  • Te vuelves más creativo, emprendedor y resuelves cualquier obstáculo con mejor perspectiva.
  • Te liberas de esa pesada carga que te acompaña día a día, quizá por tener un trabajo que no te gusta, del cual no compartes sus ideas y del que no crees en absoluto ,y comprendes que hay más mundo más allá de tu círculo confortable.
  • Y lo más importante, sólo necesitas ganas y fuerza de voluntad para aceptar tus miedos, comprender que son parte de ti ,pero que no definen tu vida.

¿Y si cambiásemos las recetas médicas por billetes sólo de ida a cualquier lugar del planeta?

¿Dónde irías si no tuvieras miedo?

 

Comenta cual sería el primer paso que darías en tu viaje.

Y comparte si te ha gustado 🙂 .

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.